Por cosas cĂłmo esta…

… es que tengo mi lugar asegurado en el infierno 😀

(Y no, no me arrepiento de nada)

20rndo

20rnlo

20rnr3

Advertisements

ïșŸï»€ïșŽï»«ï»Žïșźï»łïș”

CuĂĄndo realicĂ© mi periodo de prĂĄctica en el Minsal, me dieron un correo institucional que pensĂ© que se iba a desactivar apenas terminarĂĄ mi tiempo allĂ­. La verdad, es que eso no ha ocurrido y de vez en cuĂĄndo lo reviso para ver los newsletters que llegan 😀

Uno de los newsletters es de la Biblioteca Minsal y siempre tienen documentos o recopilaciones de links interesantes con respectos a varias ĂĄreas de la salud. Uno de los pdf que linkeaban en una de las Ășltimas ediciones, era sobre “DepresiĂłn y Otros Trastornos Mentales Comunes: Estimaciones Sanitarias Mundiales” y claro, cĂłmo es un tema que me interesa decidĂ­ ver el pdf.  En el apartado de anexos, aparece una lista de “prevalencia y carga de los trastornos depresivos y de ansiedad: estimaciones especĂ­ficas a nivel de paĂ­s correspondientes al 2015” y me puse a ver con atenciĂłn la lista. Mi sorpresa llegĂł al ver lo siguiente:

El primer país que aparece en la lista es la Jamahiriya Árabe Libia. Con ese nombre y a pesar de que son datos que -supuestamente- constan del año 2015.

Y claro, tenĂ­a que sonreĂ­r.

Hail! ~

Yo tambiĂ©n quiero ser concejal…

Recientemente se ha vuelto bastante viral la noticia que relata como Gylve Nagell, mĂĄs conocido como Fenriz, fue electo concejal de la pequeña localidad de Kolbotn en Noruega. Ciertamente es curioso pasar de ser el baterista de Darkthrone a ocupar un puesto pĂșblico, pero en sus propias palabras; el pobre de Fenriz jamĂĄs pensĂł que al ser el candidato nÂș 18 en la lista, pudiera ser elegido, sin mĂĄs campaña que una foto en facebook en donde -incluso- solicita que no voten por Ă©l:

fenriz

Siendo Darkthrone una de las bandas que me mĂĄs me gustan y Fenriz, uno de mis principales referentes musicales y morales (?) me puse a pensar en como su contra-campaña no habĂ­a surtido efecto y que probablemente, si yo lo hubiese visto en la lista habrĂ­a votado por Ă©l a pesar de que solicitaba lo contrario. No me pregunten por quĂ©, supongo que asĂ­ funciona la mente humana… y claro, los electores de su distrito pensaron lo mismo y ahora Fenriz deberĂĄ cumplir con sus labores, ya que la ley noruega no permite que renuncie al puesto.

SegĂșn su propio comunicado en el facebook de la banda, Fenriz explica que en Noruega es comĂșn que los partidos polĂ­ticos busquen candidatos, ya que necesitan un mĂ­nimo para poder inscribir su lista y que generalmente faltan personas interesadas. Ad portas de nuestras propias elecciones de alcalde y concejales en Chile, en donde por alguna razĂłn nadamos en flyers de propaganda electoral y sufrimos todo el spam auditivo y visual que las campañas implican, me preguntĂ© si hay posibilidad de que algo asĂ­ suceda en nuestro paĂ­s. ÂżHabrĂĄ candidatos que se inscriban “de relleno” para completar las listas? no lo sĂ©, pero serĂĄ mi primera pregunta si soy testigo de algĂșn “puerta a puerta” de tales personajes.

Como no tengo vida, comencĂ© a buscar la lista de candidatos a concejal de mi comuna y segĂșn los datos proporcionados por el Servel, se trata de nada mĂĄs ni nada menos que 51 individuos. Cincuenta y uno. No sĂ© si reĂ­r o llorar, por que me parece irracional que existan 51 candidatos para una comuna de tan bajo perfil como esta. Ni siquiera es importante, ni glamorosa ni nada… admitĂĄmoslo; San JoaquĂ­n es un bodrio que carece de total relevancia en la agenda paĂ­s y en donde nada interesante ha pasado nunca. Perfectamente podrĂ­a venir el Estado IslĂĄmico a bombardear la comuna hasta hacerla desaparecer y probablemente, nadie se darĂ­a cuenta ni nos extrañarĂ­a para nada. O eso quiero creer.

Mi punto, es que 51 candidatos me parece un exceso. El concejo municipal, sĂłlo consta de 8 concejales por lo tanto, 43 de ellos perderĂĄn la elecciĂłn y tendrĂĄn que enfocar su vocaciĂłn de servicio pĂșblico en otros asuntos. Ok, para 8 puestos te creo que exista un total de 16 candidatos, 20 podrĂ­a ser, 24 si deseamos triplicar el nĂșmero… Âżpero 51? realmente lamento la labor de los pobres vocales de mesa que tendrĂĄn que lidiar con separar y organizar tanto voto.  Ni pensar en cĂłmo se las van a arreglar en MaipĂș, que tiene mĂĄs de 100 candidatos.

Un par de elecciones municipales atrås, mi madre fue vocal de mesa y yo me quedé gran parte de la tarde recorriendo los conteos dentro del local. En ese tiempo, tienen que haber sido unos 28 o 30 candidatos y era terrible ver cómo los vocales se las tenían que arreglar dejando votos separados en las sillas, agregando mesas o simplemente sosteniéndolos en sus manos para poder realizar el conteo. No quiero imaginar el desorden si cada candidato obtiene un voto por mesa y de hecho, me cuestiono el tamaño que tendrå que tener el dichoso papel para abarcar tal lista.

Y aquĂ­ es donde vuelvo al tema: Fenriz fue elegido concejal contra su voluntad, al ser inscrito como relleno en una lista. ÂżCuĂĄntos de estos 51 individuos que quieren ser concejales de San JoaquĂ­n serĂĄn relleno? Âżde verdad ellos piensan que -al contrario de Fenriz- tienen alguna posibilidad de ser electos, contra los candidatos mĂĄs conocidos y con mĂĄs presupuesto para hacer campaña? Âżhay alguna ley que regule el nĂșmero de candidatos que pueden presentarse? en Noruega, el problema es la falta de personas que quieran inscribirse y me temo, que en Chile es el sobre-stock de candidatos para ocupar un puesto. Si, ocupĂ© el tĂ©rmino “sobre-stock”, creo que mi profesora de gestiĂłn de inventarios estarĂ­a orgullosa de mi (?).

Ahora, si me toca recibir un flyer de propaganda en que el candidato aparezca en la fotografĂ­a con su gato y en el que se pueda leer la frase “NO VOTEN POR MI”, creo que harĂ© lo correcto y concurrirĂ© a mi local de votaciĂłn a estampar mi preferencia por el susodicho. No vaya a ser que la apatĂ­a de la gente lo condene a una vida feliz, fuera de la polĂ­tica. Mi conclusiĂłn es que la gente ama hacer lo contrario de lo que se le pide y lamentablemente, es algo que Fenriz comprendiĂł demasiado tarde.

Hail! ~