Seriemester!

Lo único malo de este fin de semana, es que no podrá ser superado en mucho tiempo. El sábado viendo a Masterplan en vivo, con el gran plus de haber podido compartir un momento con Roland Grapow… y lo admito, fue el mejor abrazo de mi vida 😉

Y el domingo, con Rosenborg campéon después de cinco años de larga espera. Con esto ya no me sentiré mufa, pensando en que mi blog les trae mala suerte; ya que desde que inicié rosenborg-bk.net, no se había logrado ganar ningún campeonato y tampoco la copa NM. Ahora eso ya cambió y sin duda, es hermoso.

Hail!

True fact!

Así es como me siento ahora. Muy mal.

Siento que colapso, mientras todo se destruye a mi alrededor. Pienso en que no debería, en que todo es una estúpida desviación de mi mente. Pienso y no lo comprendo. Pienso… y quiero imaginar que no es real.

Infima, idiota, insignificante, lo más bajo entre el lodo y el desperdicio. Jamás será suficiente. Nunca seré lo que la sociedad acepta. Es el triste destino al cual estoy condenada.

Pero en el fondo, muy dentro de mi y cubierta de lágrimas, agradezco que así sea. Todo esto me hace pensar en que mis objetivos son más importantes que cualquier sentimiento. Por que mi idea de felicidad no es normal, pero es lo que espero y lo que no quiero que cambie.

Llegará el momento en que comprenda que todas estas heridas y sufrimientos no han sido en vano. Y será lo mejor, por que lo obtendré con el conocimiento de que he dejado todo por ello. Y puede que mi vida siga siendo terrible, pero tendré algo con que sentirme bien y que pueda recordar en los malos momentos.

Nada condiciona esto. Nada. Ni tú, ni nadie. Soy más fuerte que eso.

Por que hay amores que son eternos y otros, que no valen ni siquiera las palabras que estoy escribiendo.

Hail! ~